Muchos minutos de Gracias

Cada imagen, cada vídeo, cada palabra que lees, cada like en las redes sociales, cada paso que damos en Dame 1 minuto de Refugio no habría sido posible sin todas vosotras y vosotros.

Parece fácil, pero no lo es. Parece que llenar nuestras redes, este blog y página web de contenido es una acción mecánica, pero no es así. Cada vez que os ofrecemos algo es una declaración de intenciones. Desde la primera edición de este concurso de piezas audiovisuales hemos querido sensibilizar a la ciudadanía y hacer ver la importancia de los derechos humanos. En cada línea que escribimos está implícito el deseo de que el mundo en el que vivimos mejore y que la igualdad, en todo su significado, llegue a todas las personas, porque cada paso que damos cuenta.

Hemos terminado la 7ª edición de Dame 1 minuto de Refugio con un muy buen sabor de boca y es así porque hemos estado muy bien acompañadas. Gracias a la colaboración de Dr Minsky que nos ha dado el empuje para presentarnos mejor ante todos y todas vosotras; a las manos habilidosas con la cámara de Xabier Garay; a la originalidad de Iñigo Iraultza `Iru´que siempre hace que las entregas de premios sean divertidas y amenas y a Ander Ginés que le acompaña y siempre nos saca una sonrisa; a Ana Urrutia por su amabilidad y disposición; a Hugo Stuber y Ramón Bustamante por prestarnos sus maravillosas voces y darle un toque diferente a la entrega de premios de esta edición; gracias a Danylo Quartet Band por ponerle melodía; a Nina Simone por inspirarnos, por su lucha y por el camino que nos ha marcado en el que no nos achantan los obstáculos. Gracias a Patxi Zabaleta por sus palabras rimadas que dieron la gran bienvenida a los y las asistentes; a Leire Arteach por su iniciativa y tiempo invertido; a Yolanda Mosquera y AFC Mintxo por ponerle imagen a las ideas. Gracias también a las personas que lo ven todo desde las alturas, en silencio, con atención y mucha profesionalidad para que el resultado sea el mejor, Miren Arruza, TXT Soluciones de comunicación y Fran de la O. Con Nerea Anuzita, Antón Aranda, Monika VázquezOlga Andueza y Aran Acha tenemos una pequeña deuda por su paciencia, su total disponibilidad y su gentileza al estar presentes en todo lo que hacemos esperando tan solo las instrucciones y haciendo que todo sea mucho más sencillo y profesional. A Rubén Iñiguez y Unai Sanz les agradecemos su buen hacer, su horas invertidas en los retoques y detalles para que el resultado sea tan bueno como el que hemos conseguido, sin su serenidad y su trabajo constante no lo hubiéramos podido hacer tan bien. Estamos muy agradecidas con las y los colaboradores, Paloma Ellis, Beñat Gutiérrez y Lydia Castillo que nos han mostrado otra forma de ver las realidades que nos rodean y han nutrido a este espacio de contenido interesante y han ayudado a construir la base sobre la que trabajar. A Txabi Anuzita le agradecemos su implicación para que el mundo no olvide lo que es importante, su incansable perseverancia, su apetito insaciable para conseguir una sociedad más justa, sus ideas, sus palabras de aliento y, a veces, sus exigencias, que hacen que el resultado cada vez sea mejor. Le agradecemos el impulso de proyectos como éste, por crear Minutos de… que llegan a muchos rincones del mundo y que nos hacen movernos y actuar. Sin él, este concurso no sería lo mismo.

Gracias también a todas las personas que nos seguís. Por vuestras implicación, palabras de ánimo, por acudir a nuestros actos y ayudarnos a crecer. A los colegios que nos presentan a su alumnado como un instrumento de aprendizaje; a las instituciones  que nos apoyan como el Ayuntamiento de Getxo y de Bilbao. A la Asociación y Colegio de Periodistas Vascos y al Colegio de Abogados de Bizkaia por su apoyo y ayuda en la difusión del concurso. Gracias a CEAR-Euskadi y a EIKEN por acompañarnos durante ésta edición, aconsejarnos y ofrecernos recursos que nos han servido de guía. Y sobre todo miles de gracias a las y los participantes de esta edición y de las anteriores, porque ellos, ellas y sus trabajos son los realmente protagonistas.

Y yo personalmente agradezco a UNESCO Etxea y en especial a Txabi Anuzita por darme la oportunidad de conocerlos de cerca, de desarrollarme como persona y profesional junto a ellos y en un proyecto tan importante como éste. Gracias por darme la libertad de hacer y las grandes experiencias que he tenido la oportunidad de vivir al colaborar con vosotros y vosotras. Gracias a haber participado de esta aventura he podido re-pensar el mundo, mi mundo y he conocido a muchas personas con vivencias de esas que te marcan para siempre. Gracias.

María Torre

Yago Mateo, ganador del premio Dame 1 minuto de Refugio

Yago Mateo Velasco es una persona polifacética y multidisciplinar. Lleva en su mochila varios reconocimientos a su carrera. Se atreve con todo y no entiende de límites. Es actor, director, guionista e incluso en una de sus etapas como actor se atrevió con el canto. A todos los reconocimientos que ha recibido hay que sumarle el premio Dame 1 minuto de Refugio, que el jurado del concurso organizado por UNESCO Etxea le ha otorgado. Su vídeo Bailemos un Walls ha sido el elegido para recibir este premio que le permitirá seguir con su carrera y presentar un documental en la misma línea de esta séptima edición. Estamos impacientes por ver qué más es capaz de hacer Yago, pero de momento nos hemos propuesto conocerle más de cerca y que nos cuente qué le llevó a presentarse al concurso y cómo fue el trabajo, por eso nos hemos reunido con él para que nos conteste a una serie de preguntas.

¿Preparadas y preparados para conocer de cerca a Yago Mateo? aquí va todo lo que nos ha contado.

  • En primer lugar nos gustaría saber qué te impulsó realmente a hacer Bailemos un Walls y presentarte con él al concurso de piezas audiovisuales Dame 1 minuto de Refugio de UNESCO Etxea.

Verdaderamente es un placer cuando tienes la suerte de poder dedicarte a lo que te gusta. Personalmente me apasiona el mundo del cine y el audiovisual pero cuando a esto se le une una temática que te interesa y fantásticos premios, tienes los ingredientes perfectos para ponerte manos a la obra. Realmente el concurso reunía todas las características que me mueven a decir “vamos a por ello!”. Me gusta que las piezas que hago sean de carácter reflexivo o crítico y unidas a una temática social por lo que sentí que “dame 1 minuto de…” estaba hecho para mi.

  • El guión de la pieza es una idea que ya tenías en mente, un trabajo que has adaptado para la ocasión o te surgió al conocer el tema de esta séptima edición.

Es una idea que se me vino al conocer la temática del concurso. Si que es cierto que tenía un punto de partida muy claro: no caer en hacer vídeos paternalistas o victimistas de la situación. Por eso, traté de buscar otro enfoque, de hacer algo diferente pero a la vez, muy unido a la realidad y de ahí me vino la idea o el germen de todo que fue plasmar literal y metafóricamente la problemática en la gente de a pie.

  • ¿Cómo conociste el concurso de Piezas Audiovisuales de UNESCO Etxea Dame 1 minuto de Refugio?

Un amigo que también se dedica al audiovisual me habló del concurso y pasó el link. Cuando me puse a ver las bases, los premios, otras ediciones, etc. me fui interesando más y más aunque en un principio no estaba seguro de si nos presentaríamos hasta que tuve la idea clara en mi mente de lo que quería hacer.

  • Cómo fue el proceso desde que surgió la idea del vídeo, la grabación, la realización hasta que conseguisteis el producto final.

¡En realidad fue todo muy rápido! Soy una persona cuya creatividad para bien o para mal, funciona bajo presión y por mucho que quisiese presentarme al concurso, no fue hasta pocos días antes del deadline cuando me vino la idea que dije… “tenemos que hacer esto!”. Desde un principio tuve claro que quería hacer algo diferente pero las ideas que me surgían no terminaban de convencerme ya que es un tema difícil, amplio y que hay que abordar con respeto.

Cuando lo vi claro en mi mente, cogí el teléfono y empecé a llamar a amigos y familiares para inivitarles a que participasen. Cuando les expliqué la idea, casi todos se animaron a ayudarnos y participar: ¡fue un placer y lo pasamos genial!

El proceso de edición y montaje final fue laborioso ya que finalmente se animó mucha gente a participar y tuve que ser muy selecto con los planos que quedarían en el montaje final excluyendo con pena muchos planos que habíamos grabado. Pero, por lo general, fue una gran aventura expres en la que sobre todo estoy muy agradecido a que todo el mundo me lo pusiese tan fácil a que saliese adelante lo que tenía en mi cabeza.

  • ¿Cuál fue el mayor obstáculo con el que os encontrasteis?

Nuestra propuesta es un híbrido entre algo ficticio y algo real: es decir; una especie de semicámara oculta. Trabajar y dirigir a amigos, familiares, actrices y actores es relativamente fácil pero improvisar con gente de la calle ¡es mucho más difícil!

Por una parte, te ven grabando y se quedan pasmados pero por otra, no te pueden ver grabandoles porque si no las reacciones no serían naturales Unos se esconden, otros se quedan patidifusos dejando en evidencia que algo va a pasar y tienes que pedirles que por favor, actúen naturales. ¡En fin! Toda una odisea que a la vez fue muy divertida ya que había gente que al no saber que estábamos grabando, se acercaba a ayudar a las personas que intencionadamente se chocaban con el muro y entre risas, les explicábamos lo qué estábamos haciendo. Por lo tanto, la articulación de la ficción y la realidad fue lo más complicado.

  • El vídeo está grabado en Vitoria-Gasteiz, ¿cómo fue grabar en el centro de la ciudad?

Como decía, jugar con el factor sorpresa de la gente es algo muy divertido y gratificante a la vez que tedioso, ya que muchas veces el plano  que te ha gustado se fastidia porque alguien se ha puesto en medio o tienes que repetir por otros mil motivos. Además hay que pedir permisos para grabar, avisar a la policía etc. pero en nuestro caso no tuvimos ningún impedimento y disfrutamos mucho de rodar en el centro de la ciudad.

  • Eres un director experimentado ya que has hecho otras grabaciones y por ellas has recibido algunos premios, ¿hay algo en especial que te guste de este trabajo en comparación con los que has realizado en otras ocasiones?

Sí, sin duda que la causa me interesa mucho y ese creo que es el principal motivo que me movió a presentarnos. En general disfruto mucho haciendo cortometrajes, vídeos y encargos pero si además confías en el valor que ese trabajo puede tener, la repercusión o… la denuncia de alguna forma de una situación, como realizador es mucho más gratificante ya que sientes que avanzas como persona y además lo haces de la manera que te gusta y de la cual sabes expresarte.

  • ¿Nos podrías describir cómo te sentiste al conocer en la entrega de premios que tu pieza audiovisual había conseguido el mayor galardón del concurso?

¡Suena a tópico pero la verdad no esperábamos para nada recibir el primer premio! Llegábamos directos del aeropuerto de un viaje de Nicaragua donde hemos estado rodando un documental y a pesar de estar cansados, disfrutamos muchísimo de la emotiva y a la vez divertida entrega de premios. Además, la variedad y riqueza de los vídeos finalistas dejaba las puertas abiertas del primer premio a muchos proyectos por lo que fue todo una sorpresa que verdaderamente y a pesar de estar rebentado del viaje de más de 24 horas, esa noche me dejó sin dormir de la emoción.

  • ¿Cómo te repercute personalmente hacer trabajos como éste?

El primer premio era un sueño para mi que por fin se ha hecho realidad. Especialmente porque casi siempre que realizo mis proyectos o cortometrajes, no cuento financiación más allá de la que sale del apoyo de mis padres o de mis ahorros y mis proyectos suelen ser más un “no cost” que un “low cost”.  Por eso, muchas veces me veo en la obligación de andar pidiendo favores a los actores, equipo técnico etc. para que participen lo cual no es de mi agrado ya que me gustaría poder recompensarles como se merecen dignamente por su labor, dedicación y tiempo y no únicamente por amor al arte; si no por el arte.

Por eso, hacer trabajos como éste es un gran paso que te ayuda con firmeza a seguir adelante y a hacer las cosas cada vez mejor, en todos los aspectos y eso como persona y realizador te da confianza. Me sentía muy agradecido a todxs lxs que participaron e hicieron posible tanto el vídeo como el concurso pero el haber ganado además, te da la satisfacción de ver que todo ese trabajo tiene su recompensa. Eskerrik asko!

Muchas gracias por haber participado en Dame 1 minuto de Refugio y enhorabuena por tu vídeo.

Simplemente quería destacar la labor tanto de Unesco Etxea como la de todxs lxs colaboradorxs y participantes en promover concursos así de fantásticos que además, cuando van de la mano a nuestra realidad, me parece el camino perfecto para avanzar tanto cultural como socialmente.

 

Parte del equipo durante la grabación de Bailemos un Walls

Y por si aún no lo habéis visto, aquí está para que lo disfrutéis.