El gran fracaso, la realidad tiene nombre y apellidos

Las historias en primera persona nos ayudan a ver cuál es la verdadera realidad.

“Antes de la guerra éramos muy felices. Siria era un país desarrollado y teníamos de todo”, describen con nostalgia Valentina y Mohamad que crecieron en la próspera ciudad de Alepo, hoy asediada sin tregua por las bombas. Se conocieron a finales de los 90. Él había lanzado un negocio de móviles; ella iba al instituto. Él era musulmán; ella, cristiana. Y ese noviazgo, decía su familia, no podía ser. Pero ellos sí lo veían posible y continuaron su relación a escondidas. Recuerdan la Siria en la que iban al cine, en la que salían de fiesta y se divertían en los parques de atracciones. Recuerdan esa Siria que ya no está. Todo se esfumó.

Os compartimos esta iniciativa de eldiario.es y Oxfam Intermón. Todas las historias tienen protagonistas, todas las historias merecen nuestra atención.

¿Te has preguntado ya cómo vas a plasmar estas realidades en tu vídeo para el concurso?
#Dame1minutodeRefugio

El gran fracaso

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s